Historia

La antiquísima villa de Villaconancio se halla situada en un valle regado por el arroyo Maderano (Maderón o «de Cerrato») y por otros arroyos afluentes del mismo. Estas circunstancias de su término municipal pueden haber propiciado el establecimiento de habitats humanos desde tiempos remotísimos.